Gracias Silvia.

Hoy la familia Nordeste se abraza fuerte. A ver si apretándonos mucho conseguimos notar menos tu ausencia. En el deporte, como en la vida fuiste una guerrera. Gracias por tu luz especial, gracias por compartir el camino y por los buenos momentos.

Nos vemos en el monte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.